Gracias a Miguel por su colaboración desde México, el presente artículo se origino en un mensaje electrónico enviado por nuestro amigo:

Durante años, a México llegaron importados todo tipo de modelo y marca de automóviles, por la cercanía con USA los más populares siempre fueron Ford, Chevrolet y Chrysler, de los europeos los que más rodaron fueron VW, Renault y Fiat, sin embargo de niño llegué a ver Skodas, MG, Lancias, Isettas, Peugeot, etc., En 1964, el gobierno mexicano entusiasmado de que VW había construído una planta para fabricar los autos en México promulgó una ley que obligaba a todas las marcas a tener un 65% del contenido total del coche hecho en el país, la planta de VW se unió a las ya existentes de los 3 grandes de USA, de todas las marcas que se vendían entonces, solo Nissan y Renault aceptaron el trato, así que nos quedamos sin Mercedes, Porsche, Fiat, MG, Mini, etc. Fiat empezó a exportar autos en cantidades importantes a México a principios de los 50´s, en unas instalaciones del sur de la ciudad de México se armaban los autos que llegaban desarmados y aquí se fabricaban y montaban los asientos, neumáticos, algunos vidrios y algunas otras partes, sin embargo, toda la mecánica y carrocería llegaban de Italia, así que el contenido mexicano probablemente no representaba más del 20 ó 30 % del costo total del auto. Los primeros Fiat en llegar fueron los 500 (topolino), de hecho nunca llegaron los Balilla ni los primeros 1500, curiosamente Ricardo Rodríguez, un famoso piloto de los 50´s corría con Topolinos modificados y ganaba carreras, no entiendo como lo hacía ya que estos coches eran, (como dicen en Argentina), más aburridos que chupar un clavo. Los que llegaros después fueron los Fiat 600, el Fiat Nuova 500 no llegó porque el motor era muy pequeño y le faltaba potencia, es importante mencionar que entonces el poder adquisitivo y el mercado importante se encontraba y se encuentra en la ciudad de México (DF) y al estar a 2,440 metros sobre el nivel del mar los motorcitos de los 500 prácticamente no eran utilizables, lo mismo le pasó a los Isetta, así que el que medianamente se defendía era el 600, el 600 llegó hasta 1963. El Fiat más popular y del que hubo miles en todo el país fué el 1100, este modelo estuvo en el mercado desde que salió en Italia, creo que fué de 1953 hasta 1963, este era el coche de la gente joven y del que se armaron miles de unidades, de hecho, cuando yo estaba en los estudios superiores, era el cochecito usado que todos queríamos, era barato, había disponibilidad, gastaba poca gasolina y tenía una calidad más que aceptable, el motor era muy resistente, salvo en el DF donde por la altura se le pedía más de lo que podía dar, en uso normal y sin exigirle demasiado era muy fiable, de hecho yo tengo una Fiat 1100 familiare de 1961 que me he llevado a viajes largos y funciona a la perfección (será que las partes para la reconstrucción del motor me las traje de Argentina?), todavía se encuentran algunas piezas en las refaccionarias especializadas tipo Lamperti o Kar S.A. Otro Fiat que también fue importado aunque en menores cantidades fué el 2100, este es igual al 1500L pero con un motor de 6 cilindros y cubicaba 2100 cc, aquí no llegó el 1800 ni el 2300, solo algunas piezas importadas directamente, este modelo tuvo muy malos resultados, fallaban mucho, las suspensiones delanteras no soportaban bien el 6 cilindros y fueron muy problemáticos. Finalmente en 1963 y oyendo el canto del cisne, llegó el 1500, todos los 1500 que hay en México son del año 1963 en factura, sin embargo, nos llegaron modelos 1961 y 1962 como año 1963, estos coches fueron muy apreciados por los pilotos de carreras locales, de los miles que llegaron se conservan muy pocos, primero porque solo fué un año y segundo porque la mayoría quedaron en las pistas de carreras, en el argot se conocía como "El Gallito", era super estable y potente, adolecían de tener una sola vena de aciete y a altas revoluciones la lubricación era deficiente causando "desbieladas" frecuentes en uso deportivo. Segun recuerdo en mi primer 1500 (he tenido 3), los que sabían me decían que era un super coche, traía semi "headers" de fábrica, distribuidor de contrapesos, una cabeza magnífica y estaba realmente bien equipado para la época, de hecho era el Fiat más caro que había disponible, para 1963 solo quedaban el 600, el 1100 y el 1500, 2100 ya no se vendía, desafortunadamente para 1964 solo nos quedamos con Nissan, Renault, VW, Ford, Chevrolet y Chrysler, así que las opciones eran muy pocas y fué una época de una pobreza automotriz terrible, afortunadamente esto cambió y hoy se puede comprar cualquier marca y modelo de auto, la ventaja que tenemos en México es que en USA no aprecian para nada los Fiat y los podemos comprar muy baratos, Tengo un 1500 y una Familiare 1100 mexicanos, sin embargo tengo un Cabriolet 1200 1963, un Spider 850 y un Sport Coupé 850 que compré en USA y antes de restaurarlos me costaron una miseria, así que nos felicitamos de que los gringos no los aprecien.

Parezco reportero!.

Saludos!.

Miguel.